Tel. 979 20 90 70 | info@dcienciasalud.com

Blog de nutrición de Dcienciasalud

Comer en el trabajo: El tupper es tu amigo

Muchas veces llegan pacientes a consulta que tienen que realizar su comida en el trabajo, sin saber que hacer o creyendo que es imposible comer variado, equilibrado y rico fuera de casa.

Soy muy partidaria de preparar la comida en casa y llevarla en un tupper. Se ahorra tiempo  y dinero (no tienes que ir a comprarla o comer en restaurante a diario) dejando las comidas fuera de casa para ocasiones más especiales (no seré yo la que diga que bajo ningún concepto se puede comer fuera de casa 😛 ).

De esta forma, será más fácil complementarlo con la cena (ya sabes de ante mano lo que vas a comer) y controlar un poco mejor la alimentación que llevas.

Es necesario tener en cuenta, al menos, 3 aspectos:

  • PLANIFICACIÓN

No pueden ser las 23.00 horas y no saber lo que se va a hacer para el día siguiente, porque si madrugas, créeme, no te vas a poner a diseñar un menú .

Hacer una planilla semanal puede ser un rollo de 15 minutos y un agradecimiento el resto de la semana. Tendremos las comidas y cenas pensadas y será más fácil hacer la compra — SIGUIENTE PUNTO IMPORTANTE

  • TENER DISPONIBILIDAD DE ALIMENTOS “SALUDABLES” 

Odio mucho la etiqueta de “alimento saludable” pero así es muy fácil de entender el concepto.

Si en tu cesta de la compra hay más alimentos procesados, bollería, patatas fritas, embutidos, precocinados, salsas preparadas, etc,  que alimentos frescos como verduras, frutas, legumbres, pescados, carnes y huevos, aceite de oliva, frutos secos; mal vamos.

Cuando queramos preparar el menú, en vez de preparar un arroz con verduras y gambas (por ejemplo) tiraremos de precocinado arroz 3 delicias (¡¡qué es saltear en 3 minutos y listo!! — ¡¡JA!! Me puedes intentar convencer de que tu producto está más bueno, incluso de que es “sano”… pero no juegues con mi tiempo Findus).

tupper.gif

Compra verduras frescas, carne no preparada (las salchichas Frankfurt siento deciros que no lo son), pescados frescos (el surimi es la mortadela del mar, no estáis comiendo pescadito rico en la ensalada), fruta, frutos secos (se pueden incorporar  a guisos y ensaladas o como postre), pan de verdad (no de molde, no biscote, no algo similar a pan y que no es pan (agua, levadura, harina y sal), etc.

  • DEDICAR UN TIEMPO MÍNIMO A COCINAR

En serio, mínimo. Los que me conocen saben que no soy Arzak y se puede comer bien dedicando el tiempo mínimo para ello (sería genial dedicar y dominar más técnicas para poder variar más, pero si la cocina no se encuentra entre tus aficiones, no vamos a hacer un Ferrán Adriá de ti).

Igual que dedicas un tiempo a tu higiene diaria (esperemos 😛 ), necesitas emplear tiempo en cocinar. Es así. No le des más vueltas.

Llegará el día que incluso hasta te lo pasarás bien cocinando. Palabra.

cocinar.jpg


Después de toda esta parrafada para aclarar conceptos, a continuación se muestra un menú de 1 semana, en el que las comidas fuera (de lunes a viernes) se han complementado con las cenas y el fin de semana.

A todo esto habría que añadir desayunos, almuerzos y meriendas (o las tomas que se elijan hacer a lo largo del día). Como ya hemos mencionado en otras entradas: siempre adaptando a cada persona.

tabla menú tupper

Así que lo dicho, animaros: planificad, comprad bien y cocinad:  

DEDICAROS TIEMPO 🙂

Podéis ampliar información sobre este tema en el audio del programa Valladolid Es Deporte de EsradioCyL del pasado jueves 30 de noviembre, en dónde la Dietista – Nutricionista Sandra de la Cruz da unas claves para comer saludable en el trabajo.

A partir del min 44 😉

 

Rocío Diago Ortega

Dietista – Nutricionista DcienciaSalud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: