Tel. 979 20 90 70 | info@dcienciasalud.com

Blog de nutrición de Dcienciasalud

Alimentación en artritis reumatoide – Parte 2: ¿Qué tipo de dieta debo seguir?

Volvemos a retomar el blog de nutrición con una entrada que teníamos pendiente desde hace tiempo, y que va a ser el inicio de una serie de post de corta extensión (nos hemos rendido a la era de la inmediatez, aunque nos duela). En ellos vamos vamos a desgranar las principales características que debe de tener la alimentación en pacientes con artritis reumatoide.

Podéis echar un vistazo a la primera parte de esta serie de post aquí, donde explicamos los conceptos básicos de alimentación en artritris reumatoide. En ella se explica que antes de pautar una alimentación «súperespecífica» para la artritis reumatoide, es necesario corregir los errores en la alimentación que se producen, e instaurar una alimentación saludable.

A día de hoy, la evidencia científica aún no ha descubierto que exista una dieta específica para esta patología, la cual produciría una disminución de los síntomas o una mejor progresión de la enfermedad. Si acudes a una consulta de nutrición (o de cualquier especialista) que te promete esto, ¡huye!.

Y entonces, ¿Cómo debo comer?

Lo primero, en el post de hoy, vamos a explicar que los dos tipos de dieta que han sido más estudiados para esta patología han sido la dieta mediterránea y la dieta vegetariana. Las dos han mostrado una mejoría en los marcadores del dolor y, en algún estudio, en marcadores de la inflamación (sobre todo, esto último, en dieta mediterránea).

Vamos a desgranar, entonces, qué contienen estas dos dietas. Y es que las dos coinciden en muchos alimentos: son ricas en frutas, verduras, legumbres, frutos secos, cereales integrales y en la elección de una grasa saludable para cocina y aliño (en el caso de la dieta mediterránea, aceite de oliva). Así mismo, también muestran una preferencia por alimentos frescos y poco procesados.

Además, la dieta mediterránea (la original, no la que creemos consumir muchos de nosotros eligiendo patatas fritas sabor jamón 😉 ) contiene pescado azul, pequeñas cantidades de carne (preferiblemente magras) y lácteos (preferiblemente fermentados: yogurt, kéfir).

Y, lo más importante, ¿qué no contienen? bollería, refrescos, alimentos ultraprocesados, fast-food, derivados cárnicos o grandes cantidades de carnes rojas.

Aquí hay que hacer un apunte: la mayoría de los estudios hechos con dieta vegetariana no contenían este tipo de alimentos. Hoy en día, la dieta vegetariana que sigue mucha gente sí los contiene, con lo cual, puede que los resultados de estos estudios no sean extrapolables si la alimentación vegetariana se basa en alimentos procesados vegetarianos (salchichas o hamburguesas vegetarianas), bollería vegetariana, etc.

¿Qué debo hacer entonces para mejorar mi alimentación si tengo artritis reumatoide?

Pa Fuera Lo Malo No No No GIF - Lo Malo Ot2017 Operacion Triunfo GIFs
Fuente: https://bit.ly/3ysnYbs

Haz caso a Aitana y Ana Guerra: Pa´fuera lo malo. Intenta reducir el consumo de alimentos muy procesados, bollería, snacks, refrescos, etc. Y luego, poco a poco, ve virando hacía una alimentación cada vez más saludable: incluye mayor cantidad de fruta, de verduras, elige los cereales integrales, no dejes a un lado las legumbres (tampoco en verano), bebe agua como bebida preferente para hidratarte, reduce el consumo de carne…

Si no sabes cómo hacerlo, acude a un dietista-nutricionista que conozca esta patología, seguro que te ayuda a conseguirlo de una forma sencilla.

Todo esto, además, te va a beneficiar a nivel cardiovascular, y, como ya sabemos, el paciente de artritis reumatoide presenta un riesgo cardiovascular aumentado, lo cual abordaremos en la siguiente entrada del blog.

¡Buen último lunes de agosto!

Rocío Diago Ortega

Dietista – Nutricionista de DcienciaSalud


BIBLIOGRAFÍA PARA CONSULTAR

1.Forsyth, C., Kouvari, M., D’Cunha, N.M. et al. The effects of the Mediterranean diet on rheumatoid arthritis prevention and treatment: a systematic review of human prospective studies. Rheumatol Int38, 737–747 (2018). https://doi.org/10.1007/s00296-017-3912-1

2.Petersson S, Philippou E, Rodomar C, Nikiphorou E. The Mediterranean diet, fish oil supplements and Rheumatoid arthritis outcomes: evidence from clinical trials. Autoimmun Rev. 2018 Nov;17(11):1105-1114. doi: 10.1016/j.autrev.2018.06.007. Epub 2018 Sep 10. PMID: 30213690.

3.Tedeschi SK, Costenbader KH. Is There a Role for Diet in the Therapy of Rheumatoid Arthritis? Curr Rheumatol Rep. 2016 May;18(5):23. doi: 10.1007/s11926-016-0575-y. PMID: 27032786.

4.Rojahn, Ruth, MA, RN Dietary Interventions for Rheumatoid Arthritis, AJN The American Journal of Nursing: March 2011 – Volume 111 – Issue 3 – p 69 doi: 10.1097/10.1097/01.NAJ.0000395250.78014.2c

5.Philippou E, Nikiphorou E. Are we really what we eat? Nutrition and its role in the onset of rheumatoid arthritis. Autoimmun Rev. 2018 Nov;17(11):1074-1077. doi: 10.1016/j.autrev.2018.05.009. Epub 2018 Sep 10. PMID: 30213695.

6.González Cernadas, Leticia, Rodríguez-Romero, Beatriz, & Carballo-Costa, Lidia. (2014). Importancia de los aspectos nutricionales en el proceso inflamatorio de pacientes con artritis reumatoide: una revisión. Nutrición Hospitalaria29(2), 237-245. https://dx.doi.org/10.3305/nh.2014.29.2.7067

7.Li S, Micheletti R. Role of diet in rheumatic disease. Rheum Dis Clin North Am. 2011 Feb;37(1):119-33. doi: 10.1016/j.rdc.2010.11.006. Epub 2010 Dec 4. PMID: 21220091.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: